infección por una variedad de hongos, usualmente a través de cuatro mecanismos posibles: infección superficial produciendo conjuntivitis, queratitis u obstrucción lagrimal; extensión de la infección a partir de las estructuras vecinas -piel, senos paranasales, nasofaringe; introducción directa durante las intervenciones quirúrgicas o por un trauma penetrante accidental; o por vía sanguínea o linfática en pacientes con micosis subyacentes.


Imágenes