Restauración del suministro de sangre al tejido que está isquémico a consecuencia de una disminución del suministro normal de sangre. La disminución puede tener cualquier origen, incluyendo la obstrucción ateroesclerótica, el estrechamiento de una arteria, o el pinzamiento quirúrgico. Es un procedimiento para tratar, principalmente, el infarto u otras isquemias, al permitir la recuperación del tejido isquémico, limitando de ese modo la necrosis subsiguiente. Sin embargo, se piensa que la reperfusión puede en sí misma lesionar el tejido isquémico, ocasionando la LESION POR REPERFUSION.


Imágenes

Síntomas y diagnósticos

Síntomas:

    


No evaluamos ni garantizamos la precisión del contenido de esta web. Haga clic aquí para ver la delimitación de responsabilidades completa.