Un trastorno de personalidad caracterizado por una necesidad dominante y excesiva de ser cuidado, que lleva a una conducta sumisa y poco independiente y miedos de separación, que comienza al inicio de la vida adulta y está presente en una variedad de contextos.


Imágenes