http://lookfordiagnosis.com
English
Spanish
Italian
Portuguese
French
Swedish

FAQ - mielitis
(Powered by Yahoo! Answers)

Cual es la diferencia entre el Guilliam Barré y la Mielitis Transversa?


Son enfermedades con principios parecidos pero en donde radica su diferencia...
----------

La Mielitis Transversa afecta directamente la Medula Espinal, el Guillain Barré afecta las raices nerviosas que salen de la medula.  (+ info)

Podria mi bebe tener polio mielitis??


mi novio tiene polio mielitis, esta en silla de ruedas, en caso que me llegara a embarazar, mi bebe correria el riesgo de padecer la misma enfermedad??
----------

Mira la polio no es hereditaria es virósica, es muy contagiosa pero en Europa ya no se registran casos desde el año 2002 y tampoco en el resto del mundo excepto en algunos países árabes de Äfrica y en la India.
Te mando más información:
Poliomielitis. Del griego polios (gris). Es una enfermedad que también se llama parálisis infantil y afecta al sistema nervioso. La produce un virus, el poliovirus. Se llama infantil porque los enfermos que contraen la enfermedad son especialmente los niños entre cinco y diez años.

Es una enfermedad muy infecciosa, pero se combate con la vacunación.

La enfermedad afecta al sistema nervioso central. En su forma aguda causa inflamación en las neuronas motoras de la columna vertebral y del cerebro y lleva a la parálisis, atrofia muscular y muy a menudo deformidad. En el peor de los casos puede causar parálisis permanente.

El poliovirus se desarrolla en las zonas templadas con más facilidad.

La enfermedad fue descrita por primera vez por el alemán Jacob Heine en 1840.

El contagio es por la boca.

Poliovirus es un nombre genérico que se aplica a tres tipos de virus: Brunhilde (tipo I), Lansing (tipo II), y Leon (tipo III). Las personas inmunizadas para uno de los virus no están protegidas para los otros.

La poliomielitis empezó a controlarse en 1949 cuando el bacteriólogo John Franklin Enders logró hacer crecer los virus en laboratorio dentro de tejidos. Basándose en esa técnica el epidemiólogo Jonas Edward Salk desarrolló una vacuna para los tres tipos de poliomielitis conocidos. Tras las pruebas clínicas pertinentes que demostraron que era segura, en 1954 se empezó la inoculación. La vacuna Salk, como se la conoce, es inyectable.

En 1964 se autorizó otra vacuna que había sido desarrollada por Albert Bruce Sabin. Se la llamó trivalente porque atacaba a los tres tipos de virus mencionados. A diferencia de la vacuna de Salk ésta se administraba por via oral, por lo que muy rápidamente la Sabin sustituyó a la Salk.
Una niña recibiendo la vacuna oral contra la poliomielitis.
Una niña recibiendo la vacuna oral contra la poliomielitis.

En muy poco tiempo hubo campañas masivas de vacunación y como consecuencia de todo ello, el 21 de junio de 2002, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado a la Región Europea libre del virus de la polio. Esta región está formada por 51 países y 850 millones de habitantes. El último caso, en esta región, se dio en Turquía en noviembre de 1998.

La Organización Mundial de la Salud declara que una zona está libre de una enfermedad cuando transcurren tres años sin que se dé ningún caso.

En 1994, la OMS consideró a la Región de las Américas (36 países) libre de polio, en el año 2000 lo hizo con la Región del Pacífico (37 países, incluyendo China). En 2002 se declaró a la Región Europea.

La OMS empezó su campaña para erradicar la poliomielitis en 1988. En esa época seguía siendo endémica en todo el mundo, y de hecho aquel año hubo 350.000 infectados. Durante 2005, sólo unas 1.880 personas en todo el mundo contrajeron la enfermedad. A comienzos de 2006, y luego de haber sido erradicada de Egipto y Níger, la OMS ha declarado que sólo quedan cuatro países en el mundo en que la enfermedad sigue siendo endémica. Estos son Nigeria, India, Pakistán y Afganistán. La OMS, Unicef, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) y el Rotary International han anunciado que redoblarán los esfuerzos en aquellos países, con lo cual estiman que en dos años más no se producirán nuevos casos de la enfermedad. Luego habrá que esperar 3 años más para que la poliomielitis sea declarada oficialmente como erradicada.

Si se consigue será la segunda enfermedad eliminada de la faz de la Tierra.

La primera fue la viruela.

El Síndrome pospoliomelitis (PPS por sus siglas en inglés) es una afección que ataca a los sobrevivientes de la polio. Aproximadamente del 20 al 40% de las personas que se recuperan de la polio posteriormente desarrollan PPS. El comienzo del PPS puede ocurrir en cualquier momento de 10 a 40 años después de un ataque inicial poliomielítico. Puede progresar lentamente hasta por diez años.

Espero que te haya sido de utilidad!!!
Besos!!!
Athina.  (+ info)

¿cual es el pronostico después de 8 meses con mielitis transversa?


hola,después de una retención de orina de mas de 24,y no poder ponerme en pie,me diagnosticaron hace casi 8 meses una mielitis transversa.salí del hospital con ayuda de una andadora y la verdad es que hoy solo camino con una muleta.estoy de baja,y estoy bastante preocupada,porque dicen que lo que no se recupera los 6 primeros meses ,es muy difícil que se recupere.
lo que me asusta,es que todavía estoy muy cansada,hago mi rehabilitación por mi cuenta,si estoy nerviosa tiemblo,y he tenido varias crisis de tener todo el cuerpo temblando y con retención urinaria.
no puedo estar mucho tiempo de pie ,ni sentada,me duelen todas las articulaciones y tengo una gran depresión.vivo sola,y siempre he sido muy independiente,tengo un buen trabajo que me llena mucho.
mi pregunta,y me gustaría que alguien me contestara con sinceridad.
cual es el pronostico después de 8 meses?estoy coja de la pierna derecha porque la señal de mi cerebro no llega bien a la parte derecha de mi cuerpo,se puede recuperar?podre volver a llevar una vida normal?me estoy impacientando?por favor digan me algo..muchísimas gracias
----------

Hola , buen dia, lamentablemente no conozco mucho de tu enfermedad, no soy muy religioso que digamos pero mi unico consejo es que reces amiga, no sabes como ayuda, reza, pidele a DIos por tu salud, yo se que el nos escucha a todos, seamos como seamos, y mucha Fe, veras como si saldras adelante eso ni duda ....confia en dios el sabra el momento en el que te dara mejoria y sanacion.  (+ info)

Desearia saber si la enfermedad mielitis transversa tiene cura?


La mielitis transversa (MT) es un trastorno neurológico causado por inflamación en un segmento de la médula espinal. El término mielitis se refiere a la inflamación de la médula; transversa simplemente describe la posición de la inflamación, a lo ancho de la médula espinal. Los ataques de inflamación pueden dañar o destruir la mielina, la sustancia grasa que cubre las fibras de las células nerviosas. Este daño produce cicatrices en el sistema nervioso que interrumpen las comunicaciones entre los nervios de la médula y el resto del cuerpo.

Los síntomas de la MT incluyen una pérdida de la función de la médula durante varias horas a varias semanas. Lo que habitualmente comienza como el inicio repentino de dolor en la parte baja de la espalda, debilidad muscular o sensaciones anormales en los dedos de los pies y en los pies, puede progresar rápidamente hasta síntomas más graves, como parálisis, retención de orina y pérdida de control del intestino.

Algunas personas se recuperan de la MT con problemas residuales menores o sin ellos; otras sufren alteraciones permanentes que afectan su capacidad de realizar tareas comunes de la vida diaria.

Usualmente se produce desmielinización en el nivel torácico, causando problemas con el movimiento de las piernas, el control del intestino y de la vejiga, que requieren señales de los segmentos inferiores de la médula espinal.
La mielitis transversa sucede a cualquier edad, en ambos géneros y en todas las razas. No hay una predisposición familiar evidente. La cantidad pico de casos nuevos por año parece producirse entre los 10 y 19 años, y entre los 30 y 39 años. En los EE.UU. se diagnostican aproximadamente 1,400 nuevos casos de mielitis transversa por año; unos 33,000 estadounidenses tienen algún tipo de discapacidad producida por MT.

Se desconocen las causas exactas de la mielitis transversa. La inflamación que daña la médula espinal puede ser producida por infecciones virales, reacciones inmunológicas anormales o flujo sanguíneo insuficiente a través de los vasos sanguíneos de la médula espinal. La mielitis transversa también se puede producir como una complicación de sífilis, paperas, enfermedad de Lyme y algunas vacunas, como aquéllas contra la varicela y la rabia.

Teoría viral

La mielitis transversa se desarrolla a menudo después de infecciones virales debidas a varicella zoster (el virus que causa varicela y herpes zoster o culebrilla), herpes simplex, citomegalovirus, Epstein-Barr, gripe, ecovirus, virus de inmunodeficiencia humana (VIH), hepatitis A o rubéola. Las infecciones bacterianas de la piel, infecciones del oído medio y la neumonía bacteriana también se han asociado con esta afección.

En casos de MT posteriores a infecciones, se cree que el sistema inmunológico, que normalmente protege al cuerpo contra organismos extraños, ataca por error al tejido propio del cuerpo, causando inflamación y, en algunos casos, daños a la mielina dentro de la médula espinal.

La mielitis transversa puede ser aguda (cuando se desarrolla durante horas a varios días) o subaguda (cuando se desarrolla durante 1 a 2 semanas). Surgen cuatro características clásicas de la mielitis transversa: (1) debilidad de brazos y piernas, (2) dolor, (3) alteración sensorial y (4) disfunción de intestino y vejiga. La mayoría de los pacientes sufren debilidad de diversos grados en las piernas; algunos también la sufren en los brazos. El avance de la enfermedad durante varias semanas a menudo lleva a la parálisis total de las piernas, requiriendo el uso de una silla de ruedas.

El dolor es el síntoma primario de la mielitis transversa en casi la mitad de los pacientes. Puede localizarse en la parte baja de la espalda o puede consistir de sensaciones agudas y punzantes que se dispersan por las piernas o brazos, o alrededor del torso. Hasta un 80 por ciento de las personas con mielitis transversa informan zonas de aumento de la sensibilidad al tacto, de modo que la ropa o un leve contacto con un dedo causa una incomodidad o un dolor considerable (esta afección se llama alodinia). Muchos pacientes también sufren aumento de la sensibilidad a los cambios de temperatura, o al calor o fríos extremos.

Los médicos diagnostican la mielitis transversa haciendo una historia clínica y realizando un examen neurológico cuidadoso.

Tratamiento

Como con muchos trastornos de la médula espinal, actualmente no existe una cura eficaz para las personas con mielitis transversa. Los tratamientos están destinados a manejar y a aliviar los síntomas, y dependen en gran medida de la gravedad del compromiso neurológico. La terapia generalmente comienza cuando el paciente sufre los primeros síntomas. Los médicos con frecuencia indican una terapia con corticosteroides durante las primeras semanas de la enfermedad para reducir la inflamación.

Después de la terapia inicial, la parte más crítica del tratamiento de la MT consiste en mantener el cuerpo del paciente en funcionamiento mientras se espera la recuperación espontánea completa o parcial del sistema nervioso. Esto a veces puede requerir colocar al paciente en un respirador.

Los pacientes con síntomas agudos, como parálisis, la mayoría de las veces reciben tratamiento en un hospital o centro de rehabilitación donde un equipo médico especializado puede prevenir o tratar problemas que afectan a los pacientes paralizados. Luego, si los pacientes comienzan a recuperar el control de las extremidades, se inicia la fisioterapia para ayudar a mejorar la fuerza muscular, la coordinación y el rango de movimiento.

Pronóstico

La recuperación de la mielitis transversa comienza habitualmente dentro de las 2 a 12 semanas siguientes al inicio de los síntomas y puede continuar hasta por 2 años. Sin embargo, si no hay mejora dentro de los primeros 3 a 6 meses, es improbable que haya una recuperación importante. Aproximadamente un tercio de las personas afectadas por mielitis transversa experimentan una recuperación buena o completa de los síntomas. Otro tercio muestra una recuperación media y queda con deficiencias como marcha espástica, disfunción sensorial y urgencia urinaria prominente o incontinencia. El tercio restante no muestra ninguna recuperación, usa silla de ruedas, quizás con una marcada dependencia de otras personas para las funciones básicas de la vida diaria.

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (National Institute of Neurological Disorders and Stroke, NINDS) apoya la investigación para aclarar el papel del sistema inmunológico en la MT y otras enfermedades o trastornos autoinmunes. Otro trabajo se enfoca en estrategias para reparar médulas espinales desmielinizadas, incluyendo enfoques que usan trasplante celular. Los objetivos finales de estos estudios son alentar la misma regeneración en los seres humanos y restaurar la función de los pacientes paralizados.


Fuente: Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (National Institute of Neurological Disorders and Stroke, NINDS), Asociación de Mielitis Transversa (Transverse Myelitis Association)  (+ info)

¿Que pronóstico de vida tiene una persona que contrajo mielitis transversal?


Es una enfermedad de la médula espinal
----------

Pues depende de quién la vaya a tratar... y de lo que ella decida si realmente quiere curarse o no:

suena extraño, ¿verdad?

Hay gente que ha sido desahuciada por la medicina oficial y ha sido "arreglada" por otros, mal considerados por los facultativos... pero han funcionado.

Ah... y lo de querer curarse o seguir enfermo, no es un cuento: a veces, seguir enfermo permite recibir una atención, consideración y compasión que hacen que el enfermo se sienta en una situación privilegiada peculiar. Incluso hay familiares que no quieren que esa persona se cure... para poder seguir sacrificándose en los cuidados al enfermo... y poder ostentar el rango de cuidador abnegado, por ejemplo, o para que esa persona no se aleje del hogar, etc.  (+ info)

¿Dónde puede recibir asistencia en México una persona que padece mielitis?


Ya sea de medicina alópata, homeópata o tradicional.

De antemano, muchas gracias.
----------

Si vives en Mexico, QUE SUERTE TIENES.!!!! , visita primero la pagina drsilveriosalinas.com es un reconocido médico naturista y médico general ( estudio medicina, como todos los médicos de universidades) pero tambien estudio médicina natural con personajes muy reconocidos mundialmente, y actualmente tiene mucho prestigio y nuevas tecnicas . se que atiende a pacientes con enfermedades muy raras y han sido sanados. prueba no te arrepentiras. si todo te resulta bien, me gustaria que me contaras como te fué? se que te servirá mucho esta información. Buena suerte. lnp2323@yahoo.com  (+ info)

¿Quisiera conocer por este medio,a algún enfermo de Mielitis Transversa?


Se que solo hay casos auslados,pero talvez pudiera darme direcciones en Argentina donde atiendan esta enfermedad,rehabilitación,etc
No lo he encontrado en la web
----------

Una de las causas más frecuentes es el consumo de lácteos y el excesivo consumo de proteína animal lo que genera un desequilibrio en el depósito de aminoácidos lo cual sumado a una carencia de vitamina B-6, ácidos grasos esenciales y otros ... pueden manifestarse problemas en la mielina.
La vitamina B-6 conocida como piridoxina es hidrosoluble y tiene funciones vitales en el organismo como es la síntesis de carbohidratos, proteínas y grasa; interviene en la formación de glóbulos rojos, células sanguíneas y hormonas. Al intervenir en la síntesis de las proteínas lo hace también en la de los aminoácidos y, de esta forma en la producción de anticuerpos. Ayuda en el mantenimiento del equilibrio del sodio y del potasio. Favorece la absorción de hierro. Interviene en la formación de la mielina. Se encuentra en los cereales integrales, las levaduras y los frutos secos particularmente en las nueces y los pistachos.
Más información en: http://holisticamente.com.ar/lacteos.htm
la página es de un oncólogo argentino, puedes ponerte en contacto con él y puede darte las direcciones que necesitas.  (+ info)

cuales con los sintomas de recuperaciòn de la mielitis transversa?


Tengo una amiga q sufre de esta emfermedad hace dos años y hace poco empezò a sentir q le quemaba el cuerpo por dentro y muchos escalofrios, ademàs siente dolor en la columna y en el pecho como si le estiraran, quiero saber si son sintomas de recuperaciòn.gracias de antemano.si supieran la mejor forma de ayudarla escribanme por favor
----------

puede tener una implicaciónn infecciosa, hay que revisarle pulmones y hacerle un examen de orina y una placa de tórax, con ello se descarta o afirma esta situaciónn, y desde luego hay que movilizarle los cuatro miembross en forma pasiva alimentarla bien y cambiarla de posiciónn cada dos horas para que no se llague.  (+ info)

Qué es la mielitis?Cuáles son sus síntomas?Cómo es el tratamiento y cuanto dura?Pueden quedar secuelas?


La mielitis transversa es un trastorno neurológico causado por la inflamación en ambos lados de un nivel, o segmento, de la médula espinal. El término mielitis se refiere a la inflamación de la médula espinal; transversa describe simplemente la posición de la inflamación, es decir, que abarca el ancho de la médula espinal. Los ataques de inflamación pueden dañar o destruir la mielina, la sustancia grasa aisladora que recubre las fibras de las células nerviosas. Estos daños causan cicatrices en el sistema nervioso que interrumpen la comunicación entre los nervios de la médula espinal y el resto del cuerpo.

Los síntomas de la mielitis transversa incluyen la pérdida de función de la médula espinal durante varias horas o varias semanas. Lo que comienza generalmente por un dolor repentino en la espalda, debilidad muscular o sensaciones anormales en los pies y los dedos de los pies, puede progresar rápidamente a síntomas más severos, incluyendo parálisis, retención urinaria y la pérdida de control del intestino. Aunque algunos pacientes se recuperan de la mielitis transversa con pocos o ningún problema residual, otros sufren daños permanentes que afectan su capacidad de realizar tareas normales de la vida diaria. La mayoría de los pacientes padecen solamente de un episodio de mielitis transversa; un porcentaje pequeño puede sufrir una recaída.

El segmento de la médula espinal en el cual ocurre el daño determina qué partes del cuerpo se ven afectadas. Los nervios de la región cervical (cuello) controlan las señales que viajan hacia el cuello, los brazos, las manos y los músculos respiratorios (el diafragma). Los nervios de la región toráxica (parte superior de la espalda) envían señales al torso y a algunas partes de los brazos. Los nervios de la región lumbar (parte media de la espalda) controlan las señales a las caderas y las piernas. Finalmente, los nervios sacros, situados dentro del segmento más bajo de la médula espinal, retransmiten señales a la ingle, a los dedos de los pies y a algunas partes de las piernas. Los daños que ocurren en un segmento afectan las funciones de ese segmento y los segmentos inferiores. En pacientes que padecen de mielitis transversa, la desmielinización ocurre generalmente a nivel toráxico, causando problemas de movimiento en las piernas y el control del intestino y de la vejiga, los cuales requieren señales de los segmentos inferiores de la médula espinal.

¿Quién padece de mielitis transversa?
La mielitis transversa ocurre en adultos y niños de ambos sexos y en todas las razas. No existe evidencia de predisposición familiar. Las tasas de mayor incidencia (el número de nuevos casos por año) parecen ocurrir entre los 10 y 19 años y entre los 30 y 39 años de edad. Aunque pocos estudios han examinado únicamente las tasas de incidencia, se estima que se diagnostican cerca de 1.400 casos nuevos de mielitis transversa cada año en los Estados Unidos y aproximadamente 33.000 estadounidenses padecen algún tipo de discapacidad a consecuencia de este trastorno.

¿Qué causa la mielitis transversa?
Los investigadores desconocen a ciencia cierta las causas exactas de la mielitis transversa. La inflamación que causa daños graves a las fibras nerviosas de la médula espinal puede resultar de infecciones virales, reacciones inmunes anormales, escasez de la sangre que atraviesa los vasos sanguíneos situados en la médula espinal. La mielitis transversa también puede ocurrir como complicación de la sífilis, el sarampión, la enfermedad de Lyme y de algunas vacunas, incluyendo las de la varicela y la rabia. Los casos en los cuales no se puede identificar la causa se denominan idiopáticos.

La mielitis transversa se desarrolla a menudo después de infecciones virales. Los agentes infecciosos que se piensa que pueden causar mielitis transversa incluyen el varicela-zoster (el virus que causa la varicela y la culebrilla), el herpes simplex, el citomegalovirus, el Epstein-Barr, la gripe, el ecovirus, el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), la hepatitis A y el sarampión. Las infecciones bacteriales de la piel, las infecciones del oído medio (otitis media) y el Mycoplasma pneumoniae o neumonías por micoplasma (pulmonía bacteriana) también se han asociado a la condición.

En casos post-infecciosos de la mielitis transversa, son los mecanismos del sistema inmunológico, en lugar de infecciones virales o bacterianas activas, los que parecen desempeñar un papel importante en ocasionar daños a los nervios espinales. Aunque los investigadores todavía no han identificado los mecanismos exactos de lesión de la médula espinal en estos casos, el estímulo del sistema inmunológico en respuesta a la infección indica que puede ser debida a una reacción autoinmune. En enfermedades autoinmunes, el sistema inmunológico, que normalmente protege el cuerpo contra organismos extraños, ataca por error a los propios tejidos del cuerpo causando inflamación y, en algunos casos, daños a la mielina de la médula espinal.

Debido a que algunos individuos afectados también tienen enfermedades autoinmunes tales como el lupus eritematoso, síndrome de Sjogren y sarcoidosis sistémica, algunos científicos sugieren que la mielitis transversa también puede ser un trastorno autoinmune. Además, algunos cánceres pueden desencadenar una respuesta inmune anormal que puede conducir a la mielitis transversa.

Una forma de la mielitis transversa, aguda y de rápida progresión, señala a veces el primer ataque de la esclerosis múltiple (multiple sclerosis o MS por su sigla en inglés), sin embargo, los estudios indican que la mayoría de las personas que padecen de mielitis transversa tienden a no desarrollar MS. Los pacientes con mielitis transversa deben, sin embargo, ser evaluados para descartar MS porque los pacientes con este diagnóstico requieren diversos tratamientos.

Algunos casos de la mielitis transversa resultan de malformaciones arteriovenosas espinales (anormalidades que alteran los patrones normales del flujo de la sangre) o de enfermedades vasculares, tales como arteriosclerosis que causan isquemia, una reducción en los niveles normales del oxígeno en los tejidos de la médula espinal. La isquemia puede resultar en hemorragia (sangramiento) dentro de la médula espinal, obstrucción o estrechamiento de los vasos sanguíneos u otros factores menos comunes. Los vasos sanguíneos llevan el oxígeno y los alimentos a los tejidos de la médula espinal y sacan los residuos metabólicos. Cuando estos vasos se estrechan o se bloquean, no pueden llevar suficientes cantidades de sangre oxigenada a los tejidos de la médula espinal. Cuando una región específica de la médula espinal llega a necesitar oxígeno, es decir, a estar isquémica, las células y las fibras nerviosas pueden comenzar a deteriorarse relativamente rápido. Estos daños pueden causar inflamaciones extensas conduciendo a veces a la mielitis transversa. La mayoría de las personas que desarrollan la condición como resultado de una enfermedad vascular, por lo general tienen más de 50 años de edad, enfermedades cardiacas o han sido recientemente operadas en la región del pecho o el abdomen.

¿Cuáles son los síntomas de la mielitis transversa
La mielitis transversa puede ser aguda (es decir, que se desarrolla en cuestión de horas o varios días) o sub-aguda (desarrollándose entre una y dos semanas). Los síntomas iniciales incluyen generalmente dolores en la parte inferior de la espalda, parestesias repentinas (sensaciones anormales tales como ardor, cosquilleo, pinchazos u hormigueo) en las piernas, pérdida sensorial y la paraparesis (parálisis parcial de las piernas). La paraparesis a menudo se convierte en paraplejía (parálisis completa de las piernas y de la parte inferior del tronco). Es común la disfunción de la vejiga urinaria y del intestino. Muchos pacientes también se quejan de espasmos musculares, una sensación general de malestar, dolores de cabeza, fiebre y pérdida del apetito. Dependiendo de qué segmento de la médula espinal esté involucrado, algunos pacientes también pueden padecer problemas respiratorios.

De esta amplia gama de síntomas, se derivan cuatro características clásicas de la mielitis transversa: (1) debilidad de las piernas y de los brazos, (2) dolores, (3) alteración sensorial y (4) disfunción del intestino y de la vejiga. La mayoría de los pacientes padecen diversos grados de debilidad en las piernas; algunos también padecen debilidad en los brazos. Inicialmente, los pacientes con mielitis transversa pueden notar que tropiezan o arrastran un pie o que sus piernas parecen más pesadas de lo normal. La coordinación de los movimientos de la mano y del brazo, así como también la fuerza de ambos, pueden verse afectadas. La progresión de la enfermedad durante varias semanas conduce a menudo a la parálisis completa de las piernas, requiriendo al paciente utilizar una silla de ruedas.

El dolor es el síntoma principal de la mielitis transversa entre aproximadamente un tercio y la mitad de todos los pacientes. El dolor se puede localizar en la parte inferior de la espalda o puede consistir en breves sensaciones punzantes que se desplazan hacia las piernas, los brazos o alrededor del torso.

Los pacientes que padecen de problemas sensoriales utilizan a menudo términos tales como entumecimiento, hormigueo, sensación de frío o ardor para describir sus síntomas. Hasta 80 por ciento de los pacientes que padecen de mielitis transversa señalan áreas con aumento en la sensibilidad al tacto, por lo que la ropa o el tacto ligero pueden causar malestar o dolores significativos (una condición denominada alodinia). Muchos también padecen un aumento en la sensibilidad a los cambios en la temperatura, o al calor o al frío extremos.

Los problemas de la vejiga y del intestino pueden involucrar un aumento en la frecuencia de las ganas de orinar o evacuar, incontinencia, evacuación dificultosa, la sensación de evacuación incompleta y estreñimiento. Durante el curso de la enfermedad, la mayoría de las personas con mielitis transversa padece uno o varios de estos síntomas.

¿Cómo se diagnostica la mielitis transversa?
Los médicos diagnostican la mielitis transversa tomando un historial médico y realizando un examen neurológico completo. Debido a que a menudo es difícil distinguir entre un paciente que padece una forma idiopática de la mielitis transversa y aquél que posee una condición subyacente, los médicos deben primero eliminar las causas potencialmente tratables de la condición. Si se sospecha una lesión de la médula espinal, los médicos intentan primero eliminar las lesiones (las áreas dañadas o con funcionamiento anormal) que podrían causar la compresión de la médula espinal. Tales lesiones potenciales incluyen tumores, hernias discales o deslizamiento de los discos, estenosis (estrechamiento del canal que contiene la médula espinal) y abscesos. Para eliminar tales lesiones y para comprobar si hay inflamación de la médula espinal, los pacientes a menudo se someten a una resonancia magnética (MRI por su sigla en inglés), un procedimiento que proporciona una imagen del cerebro y de la médula espinal. Los médicos también pueden realizar la mielografía, que involucra inyectar un colorante en la envoltura que rodea la médula espinal. Se inclina al paciente hacia arriba y hacia abajo para permitir que la solución fluya alrededor de la médula espinal mientras se toman las radiografías.

Se pueden realizar análisis de sangre para descartar varios trastornos tales como el lupus eritematoso sistémico, la infección por VIH y una deficiencia en la vitamina B12. En algunos pacientes con mielitis transversa, el líquido cerebroespinal que recubre la médula espinal y el cerebro contiene más proteínas de lo normal y un número creciente de leucocitos (glóbulos blancos), indicando una posible infección. Se puede realizar una punción espinal para obtener el líquido y estudiar estos factores.

Si ninguna de estas pruebas sugiere una causa específica, se presume que el paciente padece de mielitis transversa idiopática.

¿Cómo se trata la mielitis transversa?
Como ocurre con muchos trastornos de la médula espinal, no existe actualmente ninguna cura eficaz para los pacientes con mielitis transversa. Los tratamientos se establecen para manejar y aliviar los síntomas y dependen en gran parte de la severidad de la situación neurológica. La terapia comienza generalmente cuando el paciente presenta los primeros síntomas. Los médicos a menudo prescriben terapia de córticoesteroides durante las primeras semanas de la enfermedad para disminuir la inflamación. Aunque ningunas pruebas clínicas han demostrado si los córticoesteroides alteran el curso de la mielitis transversa, estas drogas se prescriben a menudo para reducir la actividad del sistema inmunológico debido a que se sospecha que mecanismos autoinmunes influyen en el trastorno. Los córticoesteroides que pueden ser recetados incluyen la metilprednisona o la dexametasona. Los analgésicos generales probablemente se prescribirán para cualquier dolor que el paciente pueda sufrir. A menudo se recomienda descanso total en los días y semanas iniciales del trastorno.

Después de terapia inicial, la parte más crítica del tratamiento de este trastorno consiste en mantener funcionando el organismo de los pacientes mientras se espera que ocurra una recuperación espontánea completa o parcial del sistema nervioso. A veces, esto puede requerir que el paciente sea conectado a un respirador. Los pacientes con síntomas agudos, tales como la parálisis, son tratados a menudo en un hospital o en un instituto de rehabilitación donde un equipo médico especializado puede prevenir o tratar los problemas que afectan a los pacientes paralizados. Incluso antes de que comience la recuperación, las personas que cuidan de los pacientes a menudo les ejercitan las extremidades manualmente para ayudar a mantener los músculos flexibles y fuertes y reducir la formación de llagas de presión que se generan en las áreas inmovilizadas. Más adelante, si los pacientes comienzan a recuperar el control de sus miembros, se comienza la terapia física para ayudar a mejorar la fuerza muscular, la coordinación y la amplitud del movimiento.

¿Qué terapias están disponibles para ayudar a los pacientes con discapacidades físicas permanentes?
Muchas formas de terapia rehabilitatoria están disponibles a largo plazo para los pacientes que poseen discapacidades físicas permanentes como consecuencia de la mielitis transversa. Los trabajadores sociales médicos, a menudo asociados a hospitales o clínicas ambulatorias locales, son las mejores fuentes de información sobre los programas del tratamiento y otros recursos que existen en su comunidad. La terapia rehabilitatoria proporciona a los pacientes las estrategias para realizar actividades en formas distintas a fin de superar, obviar o compensar las discapacidades permanentes. Hasta ahora la rehabilitación no puede revertir el daño físico producido por la mielitis transversa u otras lesiones de la médula espinal. Sin embargo, puede ayudar a los pacientes, incluso a aquellos con parálisis severa, a llegar a ser lo más funcionalmente independientes posible y así lograr la mejor calidad de vida posible.

Algunos de los déficits neurológicos permanente que comúnmente resultan de la mielitis transversa incluyen debilidad, espasticidad (rigidez o contracciones dolorosas de los músculos), o parálisis severas, incontinencia y dolores crónicos. Estos déficits pueden interferir sustancialmente con la capacidad de los pacientes de realizar actividades diarias tales como bañarse, vestirse y ocuparse de las tareas en el hogar.

Los pacientes que viven con discapacidades permanentes pueden sentir una gama de emociones incluyendo miedo, tristeza, frustración y rabia. Dichas sensaciones son respuestas naturales, pero pueden comprometer a veces la salud y el potencial de recuperación funcional. Los pacientes con discapacidades permanentes con frecuencia presentan casos de depresión clínica. Afortunadamente, la depresión es tratable gracias al desarrollo de una amplia gama de medicamentos que se pueden utilizar en los tratamientos psicoterapéuticos.

Hoy en día, la mayoría de los programas de rehabilitación procuran tratar las dimensiones emocionales y los problemas físicos causados por las discapacidades permanentes. Típicamente, los pacientes consultan con varios especialistas de rehabilitación, que pueden incluir fisiatras (médicos que se especializan en medicina y rehabilitación físicas), fisioterapistas, terapistas ocupacionales, terapistas vocacionales y profesionales del campo de la salud mental.

Terapia Física: Los fisiatras y los terapistas físicos tratan las discapacidades que resultan de las deficiencias motoras y sensoriales. A través de varios tipos de ejercicios, su objetivo es ayudar a los pacientes a aumentar su fuerza y resistencia, a mejorar la coordinación, a reducir la espasticidad y el desgaste muscular en los miembros paralizados y a recuperar mayor control de la vejiga y del intestino. Los fisiatras y los terapistas físicos enseñan a los pacientes paralizados las técnicas para usar los dispositivos de asistencia, tales como las sillas de ruedas, bastones y soportes, con la mayor eficacia posible. Los pacientes paralizados también aprenden maneras de evitar llagas por la presión en las partes inmovilizadas del cuerpo, las cuales pueden conducir a mayores dolores o infecciones sistémicas. Además, los fisiatras y los terapistas físicos se involucran directamente en el manejo del dolor. Actualmente existe una amplia variedad de drogas que pueden aliviar el dolor ocasionado por lesiones de la médula espinal, tales como los que causa la mielitis transversa. Dichos medicamentos incluyen las drogas anti-inflamatorias no esteroides, como por ejemplo el ibuprofeno o naproxeno; drogas antidepresivas como la amitriptilina (tricíclica) y la sertralina (un inhibidor selectivo de la serotonina); y drogas anticonvulsivas tales como la fenitoina y gabapentina.

Terapia Ocupacional: Los terapistas ocupacionales ayudan a los pacientes a aprender nuevas formas de realizar tareas rutinarias (ocupaciones) significativas, auto-dirigidas, precisas y orientadas, como por ejemplo bañarse, vestirse, preparar la comida, limpiar la casa, realizar manualidades, artes plásticas o jardinería. Les enseñan a los pacientes a desarrollar estrategias compensatorias, a realizar cambios en sus hogares para mejorar su seguridad (como por ejemplo instalar barras de apoyo en los cuartos de baño), a vencer obstáculos en su ambiente que interfieren con su actividad normal y a utilizar los dispositivos asistenciales.

Terapia Vocacional: Además de hacer conocer a los pacientes sus derechos según lo especifica la Ley para Personas con Discapacidades de 1990 (Americans with Disabilities Act of 1990, por su nombre en inglés) y de ayudar a la gente a desarrollar y promover capacidades de trabajo, los terapistas vocacionales identifican empleos potenciales, ayudan a los pacientes en la búsqueda de trabajo y actúan como mediadores entre los empleados y los empleadores para asegurar que existan instalaciones razonables en el ambiente de trabajo.

¿Cuál es el pronóstico?
La recuperación de la mielitis transversa comienza de 2 a 12 semanas después de los síntomas iniciales y puede generalmente continuar durante 2 años. Sin embargo, si no hay mejora en los primeros 3 a 6 meses, la recuperación significativa es poco factible. Cerca de una tercera parte de las personas afectadas con mielitis transversa presenta una recuperación buena o completa de sus síntomas; recuperan la capacidad de caminar normalmente y presentan pocos problemas urinarios o del intestino y parestesias. Otra tercera parte sólo muestra una recuperación regular y quedan con secuelas como un caminar espástico, problemas sensoriales y urgencia o incontinencia urinaria prominente. La tercera parte restante no muestra ninguna señal de recuperación, quedando limitados a una silla de ruedas o postrados en cama con una marcada dependencia en terceros para realizar las funciones básicas de su vida diaria. Desafortunadamente, es difícil predecir los resultados en casos individuales. Sin embargo, la investigación ha demostrado que un inicio acelerado de los síntomas generalmente da lugar a una recuperación menos alentadora.

La mayoría de las personas con este trastorno sufre solamente un episodio aunque en muy raros casos puede ocurrir una mielitis transversa recurrente. Algunos pacientes se recuperan totalmente y después sufren una recaída. Otros comienzan a recuperarse, los síntomas empeoran y luego la recuperación continúa. En todos los casos de recaída, los médicos generalmente investigan las posibles causas subyacentes, tales como esclerosis múltiple o lupus eritematoso sistémico, ya que la mayoría de la gente que sufre recaídas tiene un trastorno subyacente.  (+ info)

¿ Alguna persona que padezca de MIELITIS TRANSVERSA?


Me encantaria poder ayudar..
----------

es cierto ?,  (+ info)

1  2  3  

Deja un mensaje o imagen sobre "mielitis" (o accede al foro):